Por fin pude tachar un propósito de mi lista.

¿Te van las listas de propósitos? Yo soy «la chica de las listas», las hago para todo y obviamente la de los objetivos anuales no se salva. Confieso que tengo un par de propósitos que arrastro año tras año y uno era: crear mi propio podcast. Ahora por fin puedo decir que lo he conseguido y no sabes lo bien que me siento.

Mi punto de inflexión fue que hace un mes tuve una seria lesión en mi ojo derecho y tuve que estar muchos días en reposo y a oscuras. Lo primero que hice fue enojarme porque estaba a full con mi trabajo y lo segundo fue descubrir que no sabía qué hacer a oscuras. Mi cabeza estaba en plena ebullición creativa y me puse a tope a escuchar audiolibros y podcasts. Fue como un tocar fondo y decirme a mí misma, de esta no sales sin tu propio podcast.

A raíz del enfado por la lesión y el reposo obligado, pensé en todas las emociones por las que atravesamos a diario las emprendedoras y ahí descubrí de qué quería hablar en este formato. Así nace SABIAmente, un pequeño juego de palabras que nos recuerda que nuestra cabecita nos da un montón de ideas y que somos nosotras las que en muchos casos las frenamos. Este podcast no irá ni de branding, ni de marca personal, marketing digital o diseño. SABIAmente se convertirá en un lugar seguro para hablar de las emociones que atravesamos a la hora de ser las dueñas de nuestro futuro profesional. Esto será como un club de emprendedoras donde hablemos de todo lo que significa crear un negocio, todo lo bueno y todo lo malo.

¡Ya tengo mi primer episodio!

Te invito a escucharlo y se llama LA INCOMPRENSIÓN DE LA EMPRENDEDORA.

 

Si usas plataformas, me encuentras en Anchor y en Spotify.

Anímate a comentar más abajo, ya sabes que estaré feliz de responderte y sobre todo te agradeceré infinito que lo compartas con otras mujeres.
Gracias y dentro de un mes, un nuevo episodio.